Análisis técnico de una inversión

qué es el análisis técnicoEl análisis técnico es una herramienta diseñada para analizar cualquier tipo de mercado; acciones, índices, materias primas, etc. No obstante, para simplificar vamos a suponer que lo aplicamos al mercado de acciones.

El objeto del análisis es prever la dirección futura de las cotizaciones mediante el estudio de datos históricos de los mercados, principalmente las cotizaciones, los volúmenes y el interés abierto. Es decir, desde el punto de vista de los analistas técnicos, es totalmente irrelevante conocer si las acciones que se están analizando están caras o baratas. Es más, ni siquiera importa conocer a que empresa representan.

 

Principales variables a considerar en el análisis técnico:

• Precio o cotización: Esta es la variable más importante de la acción del mercado. Se suele analizar mediante un gráfico de velas que relaciona la variable “tiempo” con la variable “cotización”.

• Volumen bursátil: Es la cantidad de contratos operados durante un cierto período de tiempo.

• Interés abierto: Utilizado principalmente en futuros y opciones, representa el número de contratos que permanecen abiertos al cierre del periodo.

El origen del análisis técnico tiene su fundamento en las teorías expuestas por Charles H. Dow a finales del siglo XIX. Se trata de uno de los creadores del índice Dow Jones Industrial Average.

Las teorías de Dow se basan en premisas básicas sobre el funcionamiento de los mercados, empleando para ello los niveles de cierre de las gráficas diarias.

Las seis premisas básicas de la Teoría Dow son las siguientes:

1. Los índices lo descuentan todo, teniendo en cuenta toda la información sobre los hechos que pueden afectar a los mercados.

Dow consideraba que en la bolsa existía “competencia perfecta” y, por lo tanto, el precio y el valor de las acciones era el mismo. Este es el motivo por el cual no tiene ninguna importancia cual sea la empresa que deseemos analizar, ya que partimos de la premisa de que la cotización incluye todas las expectativas sobre el futuro de la empresa, de manera que ésta siempre estará bien valorada.

2. Los mercados siguen tres tipos de tendencias o movimientos: Una tendencia ascendente sigue un patrón de picos y valles cada vez más altos y, una tendencia descendente, sigue el patrón inverso.

a) Tendencias primarias o de largo plazo (la marea): tienen una duración superior a seis meses y marcan la tendencia de fondo (largo plazo) del mercado.

b) Tendencias secundarias o de medio plazo (las olas): suelen durar de tres semanas a seis meses. Son reacciones intermedias y opuestas a la tendencia primaria que suponen una corrección de entre uno y dos tercios.

c) Tendencias terciarias, menores o de corto plazo (las ondas): duran menos de 3 semanas y son fácilmente manipulables por las “manos fuertes” del mercado.

3. Las tendencias primarias siguen tres fases en su evolución:

a) Fase de acumulación o de compra institucional: Esta es la fase en la que realizan su compras los operadores que están mejor informados. Éstos inician un cambio de tendencia en la cotización.

b) Fase de tendencia: En esta fase se produce una incorporación masiva de inversores que han descubierto el cambio de tendencia .

c) Fase de distribución: Esta es la fase final en la que, los operadores que disponen de mayor información descubren que los precios han ido demasiado lejos e inician sus ventas, generando un nuevo cambio de tendencia.

4. Los diferentes índices bursátiles deben confirmar las tendencias alcistas o bajistas: varios índices deben confirmar las tendencias (financiero, industrial, etc.)

5. El volumen confirma la tendencia: el volumen de operaciones debe subir a medida que el precio se mueve en la dirección de la tendencia y bajar cuando el precio va en contra de ésta.

6. Una tendencia se mantiene vigente hasta el momento en que muestre señales claras de cambio de dirección.

Principales indicadores del Análisis Técnico

• Medias móviles: son un promedio aritmético que suaviza la curva de cotizaciones y se convierte en una nueva línea de tendencia, que permite analizar su inicio y su final.

• Momentum: es la tasa de aceleración en el precio o volumen de un activo.

• Tasa de cambio (ROC): mide la tasa de cambio del precio en relación a periodos anteriores, reflejando situaciones de sobrecompra y sobreventa.

• Índice de fuerza relativa RSI: muestra la fuerza de la tendencia mediante la comparación de los movimientos individuales al alza o a la baja de los sucesivos precios de cierre.

• Estocástico %K y %D: utiliza dos líneas %K y %D, cuya oscilación varía de 0 a 100 y que permiten midir las condiciones de sobrecompra y sobreventa en el mercado.

• ADX (Average Directional Index): fluctua de 0 a 100 y nos permite determinar la fuerza de una tendencia.

• MACD (Moving Average Convergence Divergence) : nos marca señales de compra y de venta. Tiene tres componentes: el MACD, la Señal o Signal y el histograma.

• Balance de volumen (OBV): se centra en la interpretación de los volumenes de contratación para predecir movimientos en los precios.

• Variación relativa al índice (VRI): es un indicador que permite comparar la evolución de los valores a partir de una fecha determinada, respecto a un índice u otro valor cualquiera, de tal manera que esta comparación resulte homogénea.

 

Fuentes:
  • Elaboración propia

Volver a Guías de Inversión