Análisis de Liquidez: La situación financiera a corto plazo.

El análisis de liquidez se engloba dento de lo que se conoce como Análisis Fundamental, y tiene como objetivo determinar la capacidad de la empresa para atender sus compromisos a corto plazo.

Durante el transcurso del análisis, el analista debe revisar el balance anual de una empresa para medir la “liquidez” del activo y poder determinar el riesgo de impago de la deuda. Para alcanzar este fin, es especialmente relevante contar con los balances de varios ejercicios contables consecutivos, con objeto de poder comparar los resultados obtenidos y no sólo poder determinar la situación actual, sino también su tendencia.

El “equilibrio financiero” a corto plazo se consigue cuando la empresa genera dinero en cantidad suficiente y en el momento oportuno.

 

¿Cómo podemos medir el nivel de liquidez de una empresa?

Existen 2 alternativas para medir la “liquidez”:

• Tipo estático: Se realiza a través del análisis del Fondo de Maniobra de la empresa. El análisis consiste en extraer ratios que profundicen en su composición, para después comparar estos ratios con los que se darían en un Fondo de Maniobra ideal. Estos indicadores son los que vamos a ver en este primer post sobre el análisis de la liquidez.

• Tipo dinámico: Se centra en el Ciclo de Explotación y en el cálculo del Período Medio de Maduración. Estos indicadores los veremos en el post siguiente.

 

Análisis del Fondo de Maniobra

Los problemas de liquidez se dan cuando el Fondo de Maniobra tiene un nivel inferior al mínimo necesario para cubrir los pagos a corto plazo. Este nivel es distinto según el sector en el que se encuentre la empresa, ya que depende del Periodo Medio de Cobro y del Periodo Medio de Pago. Estos conceptos serán explicados en el próximo post. No obstante, a modo de ejemplo aclaratorio, podríamos decir que una empresa de venta de productos alimenticios al por menor, podría tener un fondo de maniobra negativo sin tener problemas de liquidez. Esto se debe a que las empresas de estas características tienden a pagar sus mercaderías en un plazo superior a aquel en el que cobran sus ventas.

 

Indicadores del Fondo de Maniobra

Fondo de Maniobra (FM): se refiere al exceso de activos corrientes de los que dispone la empresa para responder a los pagos del Pasivo Corriente.

FM = Activo Corriente – Pasivo Corriente

Ratio de Liquidez General (RLG): Es un ratio que se deriva del Fondo de Maniobra de la empresa.

RLG = (Activo Corriente – Periodificaciones a CP) / (Pasivo Corriente – Periodificaciones a CP)

Test del Ácido (TA): Es parecido al RLG. Su nivel ideal es 1.

TA = (Deudores comerciales + Inversiones Financieras a CP + Tesorería) / (Pasivo Corriente – Periodificaciones a CP)

Ratio de Tesorería (RT): Partiendo del Test Ácido se excluyen los activos menos líquidos, como son los deudores comerciales y las Inversiones Financieras a CP.

RT = Tesorería / (Pasivo Corriente – Periodificaciones a Corto Plazo)

Ratio de Liquidez Inmediata (RLI): En este ratio se incluyen únicamente los activos de altísima liquidez (el dinero que la empresa tiene en su caja fuerte y en sus cuentas corrientes). El ratio nos muestra la tasa de recursos de los que dispone la empresa para responder a obligaciones de pago inmediatas.

RLI = (Caja y Bancos) / (Pasivo Corriente – Periodificaciones a Corto Plazo)

 

¿Qué factores afectan a la liquidez de una empresa?

1. Factores que afectan al capital circulante:

  • Crecimientos o decrecimientos en el beneficio empresarial.
  • Ampliaciones de capital.
  • Cambios en la estructura de la deuda.
  • Adquisición o venta de activos fijos.

2. Factores que afectan a las necesidades de circulante:

  • Incrementar o reducir el Período Medio de Maduración Financiero.

 

Fuentes:
  • Elaboración propia

Volver a Guías de Inversión