¿En qué consiste el alquiler de acciones?

El alquiler de acciones es una operación financiera a través de la cual el arrendador (accionista) transfiere, durante un determinado período de tiempo (generalmente inferior a un año), parte de los derechos sobre dichas acciones al arrendatario (persona física o jurídica que adquiere temporalmente dichas acciones) a cambio de un precio de contrapartida.

Los intervinientes en la operación

El arrendador: Esta persona alquila sus acciones y pierde durante un período de tiempo, preestablecido de antemano, el derecho a realizar cualquier tipo de operación con dichas acciones. No obstante, el arrendador jamás pierde su condición de propietario de las acciones, por lo que ostenta en todo momento los derechos derivados de esta propiedad: continuará cobrando los dividendos, mantendrá sus derechos políticos, etc.

Su perfil:

• Es un inversor racional que no se deja llevar por las modas o las emociones del momento.

• Se trata de un inversor a largo plazo. Éste tiene intención de mantener en propiedad sus acciones con independencia de que se puedan dar grandes oscilaciones en su cotización.

• Realiza sus operaciones de compra en base al análisis fundamental, por lo que considera que “precio” y “valor” no son lo mismo.

• Suele centrarse en empresas que ofrecen una alta rentabilidad por dividendo. Su idea es sumar éstos a la rentabilidad obtenida mediante el arrendamiento, y así obtener altos ingresos de manera regular.

El arrendatario: Es la persona que obtiene temporalmente las acciones a cambio de pagar el tipo de interés establecido en el contrato de arrendamiento.

Su perfil: Puede tratarse de un inversor a corto o a largo plazo.

Perfil del inversor a corto plazo:

• Toma sus decisiones de compra y venta en base al análisis técnico. Considera que precio y valor son lo mismo e intenta captar las tendencias del mercado.

• Está dispuesto, no sólo a prescindir del cobro de dividendos, sino también a pagar un interés a cambio de los posibles beneficios de ponerse corto en momentos determinados.

• Según sus cálculos, considera que la cotización de la acción en cuestión va a tener una fuerte caída en el corto plazo. Su intención es obtener, mediante el arrendamiento, la posesión temporal de las acciones, para poder venderlas en el momento actual y recomprarlas posteriormente por un precio más barato.

Perfil del inversor a largo plazo:

• Es un inversor a largo plazo que piensa que la cotización de sus acciones va a reducirse en el corto plazo. No obstante, no desea venderlas.

• Su intención consiste en cubrir a corto plazo una posible caída en la cotización de sus acciones en cartera, compensando la pérdida de unas con la rentabilidad de otras.

El intermediario: Es la entidad financiera que media entre el arrendador y el arrendatario para que la operación se realice correctamente.

Su perfil:

• Suele poner a disposición de sus clientes una plataforma a través de la cual poder realizar las operaciones de arrendamiento.

• Se compromete a que el arrendador cobre el interés devengado y pueda volver a disponer de sus acciones al finalizar el plazo acordado en el contrato de arrendamiento.

• Cobra una serie de comisiones a las partes contratantes. Así pues, mientras que los intereses de arrendador y arrendatario son contrapuestos y, el éxito de uno supone el fracaso de otro, el intermediario siempre obtiene rentabilidad con independencia del resultado.



La operativa a través de Self Bank

En España, el único intermediario que ofrece una plataforma aceptable para la realización de las operaciones de arrendamiento de acciones es Self Bank. Esta es una entidad financiera habilitada por la CNMV para poder realizar este tipo de prácticas.

Self Bank no dispone de oficinas físicas para la operativa general, sino que es necesario abrir una cuenta y realizar operaciones a través de Internet. Al igual que otras entidades financieras como pueden ser ING u Openbank, Self Bank tampoco cobra comisiones de mantenimiento de sus cuentas y las trasferencias son gratuitas.

En lo que se refiere a la operativa con acciones, Self Bank cobra bajas comisiones por la compra-venta. No obstante, su comisión de custodia de acciones es altísima (4,95 € + IVA por mercado/mes/cuenta) desde el punto de vista del pequeño inversor. Así pues, si nuestro volumen de inversión es reducido y no cumplimos los requisitos para quedar exentos de la comisión de custodia, es posible que tengamos que utilizar los ingresos por dividendo y arrendamiento para hacer frente a esta comisión. Por otro lado, cabe resaltar que quedaremos exentos del pago de comisión de custodia si realizamos al menos 3 operaciones al mes en el mismo mercado y cuenta, o si ponemos en alquiler acciones por un importe superior a 5.000 €.

El alquiler de acciones solamente está permitido sobre aquellos valores con mayor liquidez, por lo que es muy importante comprobar qué valores están habilitados para tal operativa antes de comprarlos.

El arrendador puede establecer libremente, tanto el plazo (entre una semana y un año) como el interés (máximo un 10%) que desee, a cambio de prestar sus acciones. Los intereses se devengan diariamente y se abonan el primer día hábil de cada mes.

Con independencia del importe de los intereses recibidos, Self Bank nos aplicará una comisión del 50% de dicho interés. En mi opinión, esta comisión es excesivamente alta. A pesar de ello, en España no tenemos otra entidad que nos ofrezca el mismo servicio, por lo que no podemos comparar.

La remuneración se obtendrá siempre y cuando las acciones se presten, y únicamente sobre el período en el que se haya realizado el préstamo. El mercado de arrendamiento de acciones en España no es especialmente líquido y, los inversores deben saber que el hecho de que pongan en alquiler unas acciones no supone que vayan a encontrar un arrendatario interesado en tal oferta.

 

Fuentes:
  • Elaboración propia
  • www.selfbank.es

Volver a Guías de Inversión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>