¿Es posible invertir en agua?

¿De cuánta agua disponemos?

El agua es un elemento esencial para la vida. Nuestro cuerpo está formado en casi un 70% por agua, y en algunos órganos como los ojos la proporción de agua supera el 95%. Así mismo, el agua es indispensable para la supervivencia de animales y plantas e incluso para la producción de la práctica totalidad de bienes y servicios que genera nuestra economía.

Nuestro planeta cuenta con una superficie de 510 millones de Km² que se encuentran recubiertos en casi un 75% por agua. Esto la hace parecer un recurso natural inagotable. Pero nada más alejado de la realidad, el agua es un elemento muy escaso en el universo, e incluso en la misma tierra.

A vuestra derecha tenéis una imagen creada por Jack Cook, del Woods Hole Oceanographic Institution, que nos muestra una recreación de la cantidad de agua que hay en la Tierra en comparación con el tamaño del propio planeta.

Como podéis ver, por un lado aparece el planeta desprovisto de agua, y por otro lado se pueden apreciar 3 bolitas azules. La bola más grande representa la cantidad total de agua que existe en el planeta. Es decir, todo el agua del mundo cabe dentro de una pelotita de 1385 km de diámetro, o lo que es lo mismo, el 0,023% del planeta en sí.

La cosa se complica cuando descubrimos que del total de agua en el mundo, más del 96% es salada, y del total de agua dulce, más del 68% se encuentra en forma de hielo.

Siguiendo con la recreación de Jack Cook, habíamos dicho que habían 3 bolitas. La segunda bola se refiere a la cantidad total de agua dulce, y la tercera (se encuentra debajo de la segunda y puede que para verla tengáis que buscar una lupa o ampliar la imagen) nos indica la cantidad de agua dulce que es accesible para el ser humano. Es decir, dentro de una esfera de 60 km de diámetro cabe todo el agua dulce disponible no sólo para beber, sino también para la agricultura, la ganadería, etc.

 

Si observáis la siguiente tabla, podréis ver como se distribuye el agua en la Tierra:

Fuente: USGS

 

Demanda actual de agua

En la actualidad, el nivel de acceso al agua es muy diferente en función del país en el que nos encontremos. Esto depende principalmente de los siguientes factores:

Condiciones geográficas: zonas húmedas o zonas secas.

Condiciones geológicas: aguas subterráneas, ríos…

Condiciones económicas: los países más ricos pueden permitirse crear infraestructuras que incrementen su acceso al agua. Ejemplo: trasvases, presas, plantas de tratamiento y depuración, etc.

A continuación os dejo un mapamundi que muestra la huella hídrica (consumo de agua dulce) por regiones:

Cabe destacar:

– El 92% de los recursos hídricos se destinan a la agricultura.

– Los cereales, la carne y la leche son los productos que más agua necesitan. Así, el 27% del agua se destina al cultivo de cereales, el 22% a la carne y el 7% a la leche.

– EEUU, China e India son los países que más agua consumen.

– El consumo medio diario por habitante es de 2.842 m³ en EEUU, 2.461 m³ en España, 1.071 m³ en China y 1.089 m³ en la India.

Para aquellos que deseéis profundizar más en este tema, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) ha desarrollado y mantiene una base de datos de uso frecuente sobre el agua, denominada AQUASTAT. En esta web podréis consultar información hidrológica, tanto a nivel mundial como a nivel regional.

El crecimiento de la demanda

A lo largo de los siglos, la población mundial nunca ha dejado de crecer y no parece que vaya a dejar de hacerlo ahora. Este incremento continuo de la población lleva aparejado un aumento proporcional en la necesidad de recursos naturales, entre ellos el agua. A nadie se le escapa que, si el planeta tenía menos de 3.000 millones de habitantes en el año 1.900 y en la actualidad superamos los 7.000 millones, las necesidades de agua dulce también han debido de incrementarse sustancialmente.

Lo cierto, es que la demanda de agua dulce crece el doble de rápido que la población mundial (entre un 4% y un 6% anual) y en los últimos años se está acelerando. Esto se debe principalmente a la aparición de los llamados “países emergentes”.

Recordemos el mapa anterior sobre la huella hídrica, en él se apreciaba un consumo de agua muy dispar entre los distintos países. También habíamos dicho que el acceso al agua dependía principalmente de factores geográficos, geológicos y económicos. Pues bien, los dos primeros factores apenas se han modificado a lo largo del tiempo, no obstante, el factor económico sí que está cambiando de manera acelerada.

Hasta no hace mucho, países como México, China o la India entre otros, eran considerados países tercermundistas. Sin embargo, en la actualidad estos países son considerados países emergentes. Es decir, países que se están desarrollando e industrializando a marchas forzadas y que son capaces de tener fuertes crecimientos en su PIB. Concretamente, tanto China como la India suelen alcanzar crecimientos en su PIB en entorno al 10% anual, mientras que México puede crecer a tasas en torno a un 5% anual. Estos son niveles muy superiores a los que se dan en las economías más desarrolladas.

Antaño, existía una diferencia abismal entre el consumo de agua por habitante de los países desarrollados y el de los países actualmente conocidos como emergentes. A medida que estos países se van desarrollando, incrementan su demanda de agua y requieren de infraestructuras para su conservación, mantenimiento, canalización y depuración. Para hacerse una idea del volumen de negocio que esto puede generar, basta con conocer los siguientes factores:

• Entre China e India suman un tercio de la población mundial.

• El consumo medio de agua por habitante en China e India no alcanza el 40% del que se da en EEUU, ni el 45% del que se da en España.

• En los países en desarrollo, más del 90% de las aguas residuales y en torno 70% de los desechos industriales se vierten sin ningún tratamiento en aguas potables, contaminando el suministro del agua utilizable.

• China es el país del mundo que más agua contaminada genera. Se estima que el 80% de los principales ríos se han vuelto tan contaminados que no son compatibles con la vida acuática.

• Numerosos estudios apuntan que el 75% de toda el agua en la India ha sufrido una contaminación por residuos humanos o agrícolas.

• En el norte de China, cada año la sequía hace aumentar el desierto en 4.000 Km².

• Se prevé que la demanda de agua en China superará a la oferta en un 25% para el año 2.030.

• China ya ha declarado el agua como un “recurso estratégico” y prevé invertir miles de millones de euros en la implantación de infraestructuras hídricas. Actualmente construye más de una planta al día.

 

La privatización del sector hídrico

Poco a poco, se va produciendo un proceso de externalización de los servicios relacionados con el agua hacia el sector privado. Su finalidad es reducir los costes operativos y cumplir con unas normas de calidad cada vez más estrictas. Estas privatizaciones están mejorando la eficiencia y la calidad, beneficiando claramente no sólo a los ciudadanos sino también a las empresas del sector. En el siguiente gráfico tenéis algunas previsiones sobre la externalización de servicios hídricos:

Agua y cambio climático

El cambio climático ya es un hecho que afecta actualmente a países como Honduras o Nicaragua. Este fenómeno continuará desarrollándose a través de las próximas décadas y sus efectos alcanzarán cada vez más territorios, con resultados devastadores. Los gobiernos de los distintos países lo saben y ya se han puesto manos a la obra para poder evitar, o al menos suavizar, una parte de estos efectos. En este sentido, muchas de las acciones gubernamentales de prevención se refieren al sector hídrico, lo que puede generar grandes oportunidades de inversión.

El siguiente mapa muestra cuales son las zonas más vulnerables al cambio climático:

 

¿Cómo invertir en agua?

Si os habéis leído todo el artículo hasta llegar aquí, a estas alturas ya habréis deducido por vosotros mismos que el objeto de la inversión no es el agua, sino las empresas que se encargan de hacer que este recurso vital llegue a la población de todo el planeta. Así pues, no nos importa si la gestión se realiza utilizando trasvases, presas, desaladoras, plantas de tratamiento de residuos hídricos o cualquier otro instrumento.

Si deseáis invertir en este sector, lo más práctico es hacerlo a través de ETFs o de fondos de inversión. Si optáis por ETFs, debéis saber que éstos replican índices (a continuación os indico los principales) sobre empresas que invierten en el sector hídrico. Su gestión será pasiva pero a cambio nos cobrarán bajas comisiones. Por el contrario, si preferís utilizar fondos de inversión, la gestión será activa, pero nos cobrarán comisiones muchísimo mayores que en el caso anterior. En el próximo post analizaremos uno de los principales fondos de inversión que está especializado en este sector.

Índices bursátiles sobre el agua

S&P Global Water Index: Se compone de las 50 mayores compañías con negocios relacionados con el agua, distribuidas entre “water utilities & infrastructure and water equipment & materials”. Todas sus empresas cotizan en mercados desarrollados y su ponderación en el índice se hará en base a su capitalización bursátil, con una ponderación máxima del 10%.

Société Générale’s World Water Indices: El índice incluye las 20 mayores compañías en las áreas de “water utilities, water infrastructure and water treatment”.

Dow Jones U.S. Water Index: Está compuesto por 29 compañías de EEUU e internacionales en los water business.

Palisades Water Indices: Está formado por compañías de todo el mundo en “water industry”. Palisades ha desarrollado dos índices independientes: Global Water Index que comprende 55 compañías y US Water Index que incluye 32.

ISE-B&S Water Index: Lo integran 35 empresas de “water distribution, water filtration, flow technology” y otras compañías especializadas.

Janney Water Index: Se trata de un índice que incluye mercados emergentes. Está dividido en Janney Water Works y Janney Water Technology and Infrastructure indices. Ambos con 30 compañías en las que al menos ¼ de sus ingresos deben provenir de actividades realcionadas con el agua.

Fuentes:
  • Elaboración propia.
  • AQUASTAT.
  • Banco Mundial.
  • The USGS Water Science School.
  • El Mundo.
  • ATL.
  • Maplecroft.
  • Envisager.
  • FAOSTAT.

Volver a Guías de Inversión