¿Invertimos en petróleo?

En la actualidad, el petróleo se ha convertido en una de las materias primas más relevantes a nivel mundial, lo cual se debe a su utilización en la producción de recursos básicos que consumimos habitualmente tanto a nivel industrial como en nuestra vida diaria: gasolina, queroseno, plásticos, PVC, lubricantes, parafina, pinturas, barnices, disolventes, fertilizantes e insecticidas, detergentes, cauchos artificiales, poliéster y un largo etcétera.

En el pasado, el petroleo ha demostrado ser una inversión muy rentable en comparación con otras materias primas, como por ejemplo el oro. Invertir en petróleo puede ser muy rentable, pero también extremadamente arriesgado. Para invertir con mayores probabilidades de éxito es conveniente emplear tanto el análisis fundamental como el análisis técnico. También se debe realizar  un seguimiento continuo, utilizar stops de pérdidas y/o cubrir las posiciones con derivados en determinados momentos en los que se dispare el riesgo.

 

Consumo mundial de petróleo (en millones de barriles por día)

Fuente: El País

 

Como podéis ver, la demanda mundial de petróleo no ha dejado de crecer en los últimos 20 años y lo seguirá haciendo al menos durante algunas décadas más, ya que todo parece indicar que la demanda de los países emergentes como China o India seguirá incrementándose a medida que éstos se desarrollen económicamente. Hay que tener en cuenta que entre estos 2 países acumulan más de un tercio de la población del planeta, con lo que ello supone.

 

Gráfico de largo plazo sobre el Futuro del petróleo crudo

Cotización del petróleo

 

Un producto  no apto para cardiacos

La volatilidad de esta materia prima puede aumentar rápidamente. Por ejemplo: en Julio de 2008 el barril de brent llegó a cotizar en los 147 dólares, no obstante, tocó mínimos en los 33 dólares en Enero de 2009, y en abril de 2.011 volvió a alcanzar los 114 dólares, ¡Esto representa una caída del 77,6% en tan sólo 6 meses y una rentabilidad posterior del 245% en los 2 años y 3 meses siguientes!

Por otra parte, se dan graves problemas en la valoración del petróleo por fundamentales, lo cual se debe a la manipulación parcial de los precios por parte de la OPEP y de las “manos fuertes” del mercado.

Cabe resaltar que, al igual que ocurre con la inversión en otras materias primas, el petroleo no genera ningún tipo de renta o dividendo a las personas que invierten en él. En este sentido, cuando invertimos en petroleo se genera un “suma 0″ en el que la rentabilidad de unos inversores es igual a la pérdida de otros.

 

Externalidades negativas

La utilización del petróleo genera ciertos inconvenientes:

• Como energía, tiene el problema de que no es renovable y genera contaminación medioambiental.

• Como materia prima, se suele utilizar para fabricar productos no biodegradables y muy contaminantes.

• Existe una dependencia energética de los países consumidores con respecto a los países productores.

• Se ha formado un oligopolio por parte de los países productores. La organización de países productores de petróleo (OPEP) marca las cantidades a producir por parte de los países miembros, manipulando los precios a su voluntad.

Todos estos motivos han llevado a las principales economías del planeta a emprender numerosas iniciativas para reducir el consumo de petróleo y sustituirlo por fuentes de energía renovables y materias primas menos contaminantes, que a su vez permitan reducir la dependencia energética. Entre estas iniciativas tenemos la introducción del coche eléctrico, la promoción de la energía solar fotovoltaica, de la energía eólica, del bioetanol, la sustitución de bolsas de plástico por bolsas fabricadas a partir de fécula, etc.

Por el lado de la oferta, las empresas productoras están haciendo una gran labor en lo que se refiere a la implementación de nuevas tecnologías de explotación, la reducción de los costes de producción, las mejoras en la eficiencia del refino,  y la localización de nuevas reservas a lo largo de todo el planeta.

En mi opinión, tengo la firme convicción de que dentro de unos 100 años, las generaciones futuras que deseen ver un motor de combustión deberán hacerlo en un museo. No obstante, éste va a ser un proceso muy largo y lento, por lo que lo más probable es que, en los próximos 30 o 40 años, el petróleo siga siendo uno de los principales activos de inversión y especulación.

 

¿Qué factores influyen en la cotización del petróleo?

  • Económicos: Por ejemplo, crecimiento económico e incremento del consumo.
  • Demográficos: Por ejemplo un incremento de la población mundial.
  • Técnicos: Por ejemplo, las mejoras en la eficiencia del refino.
  • Políticos: Por ejemplo, las tensiones diplomáticas entre naciones, la inestabilidad política interna de países productores, el fomento de energías renovables, …
  • Meteorológicos: Por ejemplo, un huracán, un terremoto, un tsunami…
  • De estructura de mercado: La OPEP es un cártel con capacidad para influir en la oferta mundial de crudo y, por lo tanto, en su precio de venta.
  • Especulativos: Operaciones oportunistas.
  • Las expectativas: Por ejemplo, sobre una crisis económica o un conflicto bélico.
  • Etc.

 

Correlación inversa entre el crudo y el dólar

Al analizar el comportamiento histórico del dólar estadounidense en comparación con la cotización del crudo, se puede observar una correlación inversa entre ambos. Es decir, en los períodos en los que el dólar está débil, la cotización del crudo aumenta y viceversa. Esto es así porque el petróleo se compra en dólares, por lo que una caída del dólar impulsa el valor del crudo que busca conservar su nivel. En este sentido, cabe recordar a los inversores que en determinadas ocasiones pude ser conveniente cubrir la posición contra el riesgo de divisa.

 

¿Cómo puedo invertir en petróleo?

Lo primero que deben saber aquellos que se animen a invertir en esta materia prima, es que no es posible, legal, ni práctico comprar barriles de petroleo de manera directa, sino que debe emplearse alguno de los siguientes vehículos de inversión:

1.- Acciones: Por ejemplo, si compramos acciones de Repsol, nuestra inversión se verá influida por las variaciones en los precios del petróleo, aunque la correlación en la cotización de ambas inversiones será relativamente baja.
2.- ETFs: La exposición al petroleo dependerá de las características del ETF que compremos. Por ejemplo, existen ETFs que replican índices sobre cestas de materias primas entre las que se incluye el petróleo, otros ETFs invierten en futuros sobre el petróleo, etc.
3.- Fondos de inversión: No invierten en petróleo, sino en empresas relacionadas con él.
4.- Warrants, turbos, CFDs, opciones y Futuros: En este caso, las inversiones estarán muy relacionadas con la evolución en la cotización del petróleo. Además, si utilizamos alguno de estos vehículos tendremos la posibilidad, tanto de invertir con apalancamiento, como de tomar posiciones largas y cortas (al alza y a la baja).

Antes de escoger un vehículo de inversión u otro es importante pensar el tipo de exposición que se desea. Por ejemplo, si buscamos una exposición directa sobre la cotización del crudo, deberemos invertir a través de ETFs, warrants, turbos, CFDs, opciones o futuros. Por otro lado, si invertimos en fondos de inversión, nuestra exposición estará relacionada con la evolución de empresas que explotan, gestionan o suministran esta materia prima. En el próximo post de Productos de Inversión analizaremos un fondo de inversión de estas características, como es el Ibercaja Petroquímico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>