¿Qué es la Renta Fija?

1
Los productos de inversión de renta fija son emisiones de deuda que realizan los estados (Deuda Pública) o las empresas (Deuda Privada), con el fin de obtener financiación.

Existe una amplia gama de productos de inversión para elegir. A la hora de decidir el producto que más le interese, tendrá que valorar el riesgo de cada inversión y a la vez la rentabilidad que puede obtener a cambio de soportar este riesgo.

 

DEUDA PÚBLICA:

Los títulos de deuda pública son valores emitidos por el Estado, las Comunidades Autónomas y otros Organismos Públicos.

 

Letras del Tesoro

Las Letras del Tesoro son activos a corto plazo emitidos por el Estado a través de la Dirección General del Tesoro y Política Financiera. Son una fuente muy importante de financiación para los gobiernos.

Las Letras del Tesoro se emiten al descuento y se representan únicamente mediante anotaciones en cuenta, no existe el título físico. Periódicamente se celebran subastas en las que se emiten Letras del Tesoro a tres, seis, doce y dieciocho meses.

Usted podrá gestionar sus operaciones en el mercado primario o en el secundario, por medio de cualquier entidad financiera, o a través del Banco de España mediante las cuentas directas de deuda del Estado.

El rendimiento generado en la venta o amortización de las Letras del Tesoro tributa en el IRPF, como rendimiento del capital mobiliario. El tipo impositivo aplicable es el 21% hasta los 6.000 euros, el 25% entre los 6.000 y los 24.000 euros y el 27% para los rendimientos que superen los 24.000 euros. No se aplica retención a cuenta sobre dicho rendimiento.

Históricamente, las Letras del Tesoro destacaban por su seguridad y liquidez, al contar con la garantía de un gobierno y un periodo corto de vencimiento. Actualmente ya no se distinguen tanto por su seguridad, debido a la difícil situación financiera por la que están atravesando muchos países.

 

Bonos y Obligaciones del Estado

Los Bonos y Obligaciones del Estado son valores emitidos por el Tesoro a medio (Bonos) y largo plazo (Obligaciones). Su objetivo es financiar el déficit público. Usted podrá gestionar sus operaciones en el mercado primario o en el secundario, de forma similar a lo señalado para las Letras del Tesoro.

Actualmente el Tesoro emite Bonos a tres y cinco años, y Obligaciones a diez, quince y treinta años mediante subasta competitiva. El valor nominal mínimo que puede solicitarse en una subasta es de 1.000 euros, y las peticiones por importes superiores han de ser múltiplos de 1.000 euros.

Los Bonos y Obligaciones del Estado devengan un tipo de interés fijo que se abona mediante cupones anuales.

Los cupones o intereses percibidos se consideran rendimientos de capital mobiliario del ejercicio en que se perciben y actualmente tributan al 21% hasta los 6.000 euros, al 25% entre los 6.000 y los 24.000 euros y al 27% para los rendimientos que superen los 24.000 euros. Se aplica una retención a cuenta del 21% sobre dichos rendimientos.

Los rendimientos generados en la transmisión o amortización de los Bonos u Obligaciones del Estado también tienen la consideración de rendimiento de capital mobiliario, sujeto al IRPF. Dicho rendimiento se computará como la diferencia entre el valor de transmisión o amortización y el precio de adquisición o suscripción de los Bonos u Obligaciones. El rendimiento podrá reducirse en los gastos accesorios de adquisición y enajenación que se justifiquen adecuadamente. El rendimiento neto tributará al 21% hasta los 6.000 euros, el tramo de la base liquidable entre 6.000 y 24.000 euros tributa al 25% y el tramo que excede de 24.000 euros tributa al 27% en los ejercicios 2012 y 2013. En este caso no se aplican retenciones a cuenta sobre dichos rendimientos.

Algunas emisiones de deuda pública a largo plazo se realizan bajo la modalidad de valores segregables o «strips», en los que se pueden adquirir por separado el principal y cada uno de los cupones a los que da derecho el bono original.

En la página web de la Dirección General del Tesoro, puede obtener información sobre cualquier emisión de deuda pública del Estado, acudir a las subastas de deuda y contratarla sin costes (www.tesoro.es).

 

Deuda Autonómica y de otros Organismos Públicos

Las Comunidades Autónomas, corporaciones locales y diversos entes públicos, emiten valores a corto plazo (pagarés) y a largo plazo. Sus características son similares a las de las Letras del Tesoro y los Bonos y Obligaciones del Estado, respectivamente.

En la página web del Banco de España (Boletín de la Central de Anotaciones) puede consultar información sobre precios cotizados y operaciones cruzadas de la deuda pública negociada (www.bde.es).

 

DEUDA PRIVADA:

La renta fija privada es el conjunto de valores de renta fija emitidos por empresas del sector privado. Los emisores tienen obligación de editar y registrar en la CNMV un folleto informativo cada vez que realizan una emisión de este tipo, cuando va dirigida al público en general.

 

Pagarés de empresa

Los pagarés de empresa son títulos de deuda emitidos al descuento por empresas privadas para cubrir sus necesidades de financiación a corto plazo. No es obligatorio que los pagarés los emitan empresas que cotizan en bolsa.

Su rentabilidad se obtiene por la diferencia entre el precio de compra y el valor nominal del pagaré que se recibe en la fecha de amortización y tributa en el IRPF como rendimiento del capital mobiliario.

Estos pagarés se emiten a muy corto plazo, por lo que destacan por su elevada liquidez. Los plazos más frecuentes de vencimiento son de uno, tres, seis, doce y dieciocho meses, y se pueden contratar a través de cualquier entidad o intermediario financiero.

Sus características se asemejan a las de las Letras del Tesoro, pero la diferencia es que las Letras del Tesoro son emitidas por el Gobierno y los pagarés son emitidos por empresas privadas. En este caso, el riesgo depende de la calidad de la empresa, por lo que su rentabilidad suele ser algo superior a la que ofrecen las Letras del Tesoro.

 

Bonos y Obligaciones

Los Bonos y Obligaciones son productos de inversión de renta fija emitidos por empresas privadas con la finalidad de cubrir sus necesidades de financiación.

La principal diferencia entre ambos es su vencimiento. En España, cuando estos títulos se emiten a menos de cinco años se denominan Bonos, en cambio cuando se emiten a un plazo superior se denominan Obligaciones.

Los emisores (empresas del sector privado) tienen la obligación de editar y registrar en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) un Folleto Informativo cuando realizan emisiones de este tipo, y éstas van dirigidas al público en general.

Los rendimientos obtenidos por personas físicas residentes tributarán en el IRPF en la base imponible del ahorro como rendimientos del capital mobiliario.

 

Tipos de Bonos y Obligaciones:

– Bonos y Obligaciones simples: Tienen una rentabilidad establecida para la vida del título que se paga mediante cupones periódicos. Su riesgo y rentabilidad dependerán de la condición de su emisor (calificación crediticia), su plazo y los tipos de interés.

– Bonos y Obligaciones de cupón cero: No se pagan cupones. Se abonan los intereses al vencimiento junto con el capital inicial invertido.

– Bonos y Obligaciones emitidos al descuento: Funcionan de la misma forma que las Letras del Tesoro y los Pagarés de empresa. Se restan los intereses al precio de la compra, por lo que el beneficio se produce en el momento de su reembolso.

– Bonos y Obligaciones subordinados: Tienen el mismo funcionamiento que los bonos y obligaciones simples, pero en el caso de quiebra o suspensión de pagos del emisor el derecho de sus propietarios sobre los activos de la empresa se sitúa detrás del derecho de los acreedores comunes. Al tener mayor riesgo que los bonos y obligaciones simples, suelen ofrecer mayor rentabilidad.

– Bonos y Obligaciones convertibles y/o canjeables: Sus tenedores tienen el derecho a cambiarlos por acciones de la empresa en una determinada fecha. En el canje, los bonos se cambian por acciones de la autocartera de la empresa y en la conversión por acciones de nueva emisión. Se pagan intereses mediante cupones periódicos hasta una fecha de conversión o de canje. Llegada esta fecha, se puede efectuar la conversión o canje por un cierto número de acciones, o mantener las obligaciones hasta la siguiente fecha de conversión o hasta su vencimiento. El número de acciones que se entregarán por cada bono u obligación, la forma de determinar los precios, así como las fechas de canje o conversión, se especifican en el Folleto Informativo.

Fuentes:
  • Elaboración propia

Volver a Guías de Inversión