Salarios totales como % del PIB, comparados por países

Una de las fórmulas para analizar el Producto Interior Bruto de un país es la que se conoce como PIB al Coste de los Factores. Esto consiste en descomponer el PIB en 3 partidas que serían: rentas salariales, impuestos netos a la producción y rentas empresariales (incluyen los rendimientos del capital, autónomos y resto de empresas).

¿Para qué sirve esto?

Para hacer la explicación más sencilla, imaginemos una economía autárquica. Es decir, una economía en la que no existen importaciones ni exportaciones con otros países.

En esta economía, las empresas contratarían a trabajadores y les pagarían un salario para producir bienes y servicios. Posteriormente, estas empresas venderían los productos a esos mismos trabajadores, que podrían adquirirlos gracias a los sueldos que previamente habrían cobrado por su trabajo.

En esta situación, ¿qué ocurriría si las empresas redujesen el salario medio a pagar a sus empleados? Lo que ocurriría es que, poco tiempo después, comenzarían a reducirse los beneficios empresariales y el PIB del país. ¿Por qué? Porque si los ciudadanos dispusieran de menos recursos económicos, podrían comprar menos productos a estas empresas, por lo que las empresas contestarían despidiendo a trabajadores y reduciendo su producción para evitar pérdidas. Esto a su vez derivaría en una nueva reducción del consumo interno, generándose un circulo vicioso que hundiría el PIB del país.

Así pues, el conocimiento de la proporción sobre el PIB que representan las rentas del trabajo, puede ser un dato especialmente relevante con vistas a predecir cual puede ser la evolución futura de la economía de un país.

¿Qué ocurre en la vida real?

La realidad es más compleja que la que se da en el ejemplo anterior, ya que existe el comercio internacional. En este caso, cuando las empresas reducen el salario a sus trabajadores disminuye el consumo interno del país. No obstante, también se reducen los costes de producción, ganando competitividad a nivel internacional y aumentando las exportaciones.

Por otro lado, cuando la proporción de salarios con respecto al PIB aumenta se incrementa progresivamente el consumo interno, pero al mismo tiempo aumentan los costes de producción, con riesgo de pérdida de competitividad y reducción de exportaciones. Además, si la proporción de salarios con respecto al PIB muestra niveles excesivamente altos, puede llegar un punto en el que el consumo interno ya no aumente. ¿Por qué? Porque una vez que los ciudadanos tienen sus necesidades cubiertas, tienden a aumentar su nivel de ahorro. Además, si las empresas de un país obtienen un rendimiento escaso en relación con los riesgos asumidos en sus inversiones, se desincentiva la creación de nuevas empresas y, a las ya existentes, les puede salir más rentable producir en otros países.

Por lo tanto, ¿existe correlación entre las rentas salariales y la riqueza media de la población de un país? La respuesta es compleja, ya que no existe causalidad directa. No obstante, intentaremos sacar alguna conclusión válida.

Si echáis un vistazo a la tabla de abajo, podréis ver los salarios totales como % del PIB comparados por países y, si pincháis en el siguiente enlace, podréis ver la renta per cápita en PPA, comparada por países. Si comparáis los datos de ambas tablas podréis comprobar que:

– a excepción de Eslovenia, todos los países en los que los salarios totales superan el 50% del PIB tienen rentas per cápita superiores a la media europea y,
– a excepción de Irlanda y Noruega, todos los países en los que la renta per cápita es superior a la media europea, también muestran un porcentaje de salarios superior al 50% del PIB.

¿Casualidad? Que cada cual saque sus propias conclusiones…

 
Salarios totales como % del PIB

 

* Fuente: Eurostat.
* Fecha de actualización: 27/09/2013.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>