Ventajas e inconvenientes de los Planes de Pensiones

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha anunciado que el Gobierno reducirá un 30% las comisiones máximas que cobran los planes de pensiones, para potenciar este tipo de ahorro. Según el borrador de la normativa, la comisión máxima de gestión pasará del 2% al 1,5%, y la comisión máxima de depósito se reducirá del 0,5% al 0,25%. Con la aplicación de estas medidas, el Gobierno pretende impulsar los planes de pensiones como una fórmula alternativa de ahorro para la jubilación.
 

¿Qué es un Plan de Pensiones?

Un plan de pensiones es un producto muy similar a un Fondo de Inversión pero con una serie de peculiaridades destinadas a convertirlo en un producto óptimo para aquellas personas que pretendan recuperar su inversión a lo largo de su jubilación.
 

¿Por qué se crean y se fomentan los Planes de Pensiones?

En el mundo, existen actualmente dos modelos básicos de protección social: de capitalización y de reparto. En los países en los que se aplica un sistema de capitalización, los trabajadores pagan su propia jubilación mediante sus cotizaciones sociales. En los países en los que se aplica un sistema de reparto, como es el caso de España, los trabajadores de hoy pagan las pensiones actuales, mientras que las pensiones futuras las pagarán los trabajadores del mañana.

En nuestro país, el sistema de reparto presenta un problema derivado de nuestras características demográficas: El incremento de la esperanza de vida y la escasa natalidad provocan que cada vez existan menos jóvenes y más jubilados, generándose presión a la baja sobre las pensiones del futuro.

Este problema, lejos de reducirse parece que va a más. Según previsiones de la OCDE, en el año 2050 el número de personas mayores de 65 años igualará al número de personas en activo. Por lo tanto, salvo que se incrementen las cotizaciones o se reduzcan las prestaciones a nivel agregado, nuestro sistema Publico de Pensiones se colapsará antes de alcanzar esa fecha.

Para intentar solucionar estos desequilibrios, el 1 de enero de 2013 entró en vigor una Ley que se aplicará progresivamente a través de los próximos 14 años, para las personas nacidas entre 1948-1961.

Esta Ley gira al rededor de 3 ejes:

1. La edad de jubilación se retrasa hasta los 67 años para todas las personas nacidas a partir de 1962, siempre y cuando no hayan cotizado un mínimo de 38,5 años.
2. La base de cotización se amplía progresivamente de los 15 a los 25 últimos años cotizados para todas las personas nacidas a partir de 1962.
3. A partir del año 2027, los años de cotización necesarios para cobrar el 100% de la pensión pasarán de 35 a 37.

La aplicación de estas medidas reducirá el importe de las pensiones publicas, empobreciendo a los futuros jubilados. Por lo tanto, los Planes de Pensiones privados tienen como finalidad generar una fuente de ingresos extra, que sumada a la pensión Pública permita mantener el nivel de vida deseado.
 

Ventajas y desventajas de los Planes de Pensiones:

Ventajas de los planes de pensiones:

• Alto nivel de desgravación fiscal. Estos productos reducen la base imponible del IRPF, con un límite máximo de 10.000 euros, que se eleva a 12.500 para mayores de 50 años. Este mecanismo es más beneficioso cuanto mayor sea la renta del contribuyente. Es decir, realizando la misma aportación anual, el importe deducido será superior cuanto mayor sea la renta declarada, ya que el tipo de gravamen aplicado depende del importe de la renta.

• Al igual que ocurre con los Fondos de Inversión, podemos traspasar el capital de un Plan de Pensiones a otro que sea de nuestro interés sin necesidad de soportar penalizaciones (salvo acuerdo contractual) ni peaje fiscal. Es decir, que no tendremos que tributar por los rendimientos acumulados hasta la fecha del traspaso.

Desventajas de los planes de pensiones:

• Indisponibilidad. No es posible disponer del capital ahorrado hasta el momento de la jubilación, salvo en casos excepcionales como son fallecimiento, enfermedad grave, incapacidad total, gran invalidez o paro de larga duración. Hay dos fórmulas para recuperar la inversión: en forma de capital (todo de una vez) o de forma periódica, como renta vitalicia. Como los Planes de Pensiones tributan como rendimientos del trabajo (a tipo progresivo), la primera opción será menos interesante cuanto mayor sea el importe a rescatar.

• Menor eficiencia. Históricamente los planes de pensiones han sido menos eficientes que los fondos de inversión tradicionales. Esto ha ocurrido básicamente por dos motivos: Por un lado, la desgravación fiscal ha generado un interés por estos productos más allá de aquel producido por una buena rentabilidad / riesgo, lo cual ha derivado en un relajamiento de sus gestores; por otro lado las comisiones aplicadas solían ser superiores a las ofrecidas por Fondos de Inversión. Este asunto se intenta frenar con la reducción de la comisión máxima anunciada por el Gobierno.

• Aunque existen multitud de opciones, encontramos una menor variedad en los Planes de Pensiones que en los Fondos de Inversión.

 

¿Cuáles son nuestras principales opciones a la hora de escoger un Plan de Pensiones?

Tipos de Planes de Pensiones:

De renta variable: Tienen un alto riesgo pero también nos ofrecen una alta rentabilidad anual media a largo plazo, que podría rondar entre un 7% y un 9% aproximadamente. Esta modalidad se suele emplear para aquellos inversores con una escasa aversión al riesgo y con una alto horizonte temporal.

Mixtos: Ofrecen una rentabilidad interesante a cambio de asumir un riesgo que no es excesivamente alto. Su rentabilidad media a largo plazo puede rondar entre un 4% y un 6% anual.

De renta fija: Su nivel de riesgo depende de la calidad de la deuda en cartera y del plazo de vencimiento de la misma, aunque suele ser inferior al de los Planes de Pensiones Mixtos. Su rentabilidad anual media a largo plazo suele rondar entre un 2% y un 3%.

Monetarios: Suelen utilizarse en aquellos casos en los que nos encontramos próximos a la edad de jubilación y, ante todo, deseamos no perder la rentabilidad acumulada a lo largo de los años. El nivel de riesgo que presenta este Plan de Pensiones es prácticamente inexistente, aunque también es posible perder algo de dinero. Su rentabilidad anual media también es muy baja (inferior a un 2%), de manera que lo más probable es que no consigamos cubrir la inflación y a largo plazo perdamos cierto poder adquisitivo, por lo que su utilización sólo sería aconsejable a corto plazo.

Garantizados: Este es el único caso en el que no arriesgamos el valor nominal del capital invertido. No obstante, es probable que tampoco obtengamos ninguna rentabilidad nominal. Personalmente no aconsejaría esta modalidad, sobretodo a largo plazo, ya que el incremento de la inflación depreciará el valor real de nuestro capital.

 

Algunos consejos a la hora de escoger un Plan de Pensiones:

1. Antes de escoger un plan de pensiones debemos planificar muy bien nuestras acciones, fijarnos un objetivo razonable y escoger el asesoramiento adecuado.

2. Escoger el plan de pensiones adecuado: La modalidad del Plan de Pensiones dependerá de nuestra aversión al riesgo, pero también del horizonte temporal. No tiene sentido contratar un P. de P. monetario si nos faltan aun 30 años para jubilarnos, pero tampoco tiene mucho sentido tener contratado un P. de P. puro de bolsa cuando nos encontramos a pocos años de la jubilación.

3. Intentar aprovecharnos de los ciclos económicos: Puede ser interesante contratar un P. de P. más agresivo en la fase expansiva del ciclo económico, y pasarnos a un P. de P. más conservador a lo largo de la fase recesiva.

4. Controlar las comisiones: Al contratar un P. de P. nos cobran una comisión de gestión cuyo importe máximo aplicable es del 2% del capital (1,5% tras la entrada en vigor de la nueva Ley), y una comisión de depósito no superior al 0,5% del capital (0,25% tras la entrada en vigor de la Ley) por la custodia de los valores. Como ya he dicho, estos importes son máximos, por lo que obtener una comisión inferior repercute claramente en la rentabilidad a largo plazo de nuestra inversión. Según cálculos de ING Direct, un ahorrador que destine 125 euros mensuales a un plan de pensiones durante 30 años, la diferencia entre una comisión del 2,5% y una del 1,25% puede alcanzar los 21.000 euros, asumiendo una rentabilidad anual del 6,4%.
 

Más información

Si desea más información sobre Planes de Pensiones puede obtenerla mediante una atención personalizada del Banco Sabadell. Para ello sólo tiene que pinchar en el siguiente enlace: Plan de pensiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>