Invertir en Warrants y Turbos

¿Qué son?

• Son productos derivados, dado que su precio depende de la evolución del precio de otro activo (subyacente).

• Los warrants son valores negociables que otorgan a sus titulares, previo pago de un precio (prima), el derecho pero no la obligación de comprar (call) o vender (put), una cantidad de activo subyacente (ratio), a un precio predeterminado (precio de ejercicio), durante un periodo o una fecha definidos de antemano.

• Los turbos son warrants condicionados; si durante la vida del turbo el precio del activo subyacente alcanza en algún momento un nivel predeterminado (barrera), el turbo se cancelará de forma anticipada sin que el propietario pueda ejercer su derecho, por lo que éste perderá la prima pagada.

• Se emiten con un precio de ejercicio inferior (turbo call) o superior (turbo put) al precio de cotización del subyacente.

¿Cuáles son sus principales similitudes?

Los warrants y los turbos comparten algunas características:

• Son productos apalancados: con un desembolso limitado (prima) se puede obtener el mismo resultado que si se hubieran comprado o vendido valores con un precio de mercado muy superior. Esto implica un mayor nivel de riesgo, pues ante pequeñas variaciones en el precio del activo subyacente, el precio de estos productos puede sufrir fuertes cambios (tanto al alza como a la baja).

• Los call warrants y especialmente los call turbos se adquieren en caso de expectativas alcistas: interesan cuando se espera que suba el valor del subyacente. Si las expectativas son bajistas se preferirán los de tipo put.

• Pueden contratarse en el segmento específico de warrants del sistema bursátil de contratación, a través de los intermediarios financieros autorizados para ello.

• Cotizan de un modo parecido a las acciones, con la particularidad de que existe un especialista que garantiza la liquidez de estos productos en las condiciones que se describen en el folleto informativo.

• En general, los warrants negociados en los mercados de valores españoles se liquidan por diferencias, es decir, en efectivo. Esta característica se traduce en que no es necesario comprar o vender el activo subyacente en la fecha de vencimiento, sino que, en caso de obtener beneficios, nuestro intermediario financiero nos lo abonará en cuenta.

¿… y sus diferencias?

• En los warrants no existe ninguna barrera, por lo que el derecho de comprar o vender se mantiene hasta el vencimiento. En el caso de los turbos sí que existe una barrera que, en caso de alcanzarse en algún momento a lo largo de la vida del turbo, se habrá perdido irremediablemente el 100% de la inversión.

• Los turbos tienen un alto apalancamiento, superior al de los warrants dentro de dinero, pero inferior al de los warrants fuera de dinero.

• Con respecto a la sensibilidad a la variación en los precios del activo subyacente, los turbos tienen una sensibilidad muy alta y cercana al 100%, mientras que en el caso de los warrants, éste es sólo uno de los factores que influyen en la valoración de la prima.

Para hacer un adecuado seguimiento debe saber que…

• Es imprescindible poder realizar operaciones en tiempo real y disponer de información sobre las posiciones de compra-venta y su volumen.

• En la formación del precio de los warrants intervienen varios factores, además de la evolución del subyacente: la volatilidad, los tipos de interés, el paso del tiempo, la rentabilidad por dividendos y, en su caso, los tipos de cambio. Por tanto, el efecto de estos factores a de analizarse conjuntamente.

• Un incremento de la volatilidad (variación de los precios del activo subyacente) hace que los warrants tradicionales aumenten su precio. Esto se debe a que si el precio de un valor fluctúa mucho, es más difícil prever cual será su cotización cuando llegue el vencimiento. De este modo, la posibilidad de que el precio del subyacente evolucione a favor del comprador será mayor, por lo que el vendedor del warrant exigirá un precio (prima) superior. Si la volatilidad se reduce, el efecto será al contrario.

• En consecuencia, es posible que aunque se acierte con el sentido en que se va a mover el precio del subyacente, el warrant valga menos como consecuencia de la evolución desfavorable de alguno de los restantes factores, principalmente la volatilidad.

Los factores que intervienen en la formación de los precios de los “warrants tradicionales”, les afectan de la siguiente forma:

• A mayor precio del Subyacente: se incrementará el valor de los warrants call y se reducirá el de los warrants put y viceversa.

• A mayor volatilidad: aumentará tanto el valor de los warrants call como el de los warrants put y viceversa.

• Ante subidas en los tipos de interés: aumentará el valor de los warrants call y se reducirá el valor de los warrants put y viceversa.

• Un aumento de los dividendos: reducirá el valor de los warrants call y aumentará el valor de los warrants put y viceversa.

• Cuanto mayor sea el tiempo hasta el vencimiento mayor será el valor tanto de los warrants call como de los warrants put y viceversa.

Por las especiales características de los turbos, la influencia de alguno de estos factores sobre el precio puede variar en magnitud y signo (de forma positiva o negativa) según la cercanía de la cotización del subyacente al nivel de la barrera.

Antes de invertir en warrants o turbos tenga en cuenta que…

• La inversión en estos productos requiere conocimientos, predisposición al riesgo y una vigilancia constante de la posición (especialmente en los turbos).

• Es muy importante comprender bien su funcionamiento y características antes de invertir. Estos productos comportan un alto riesgo si no se gestionan adecuadamente. Un beneficio puede convertirse rápidamente en pérdida como consecuencia de variaciones en el precio.

• Si un warrant y un turbo se emitieran con las mismas características (subyacente, precio de ejercicio, plazo, etc…), el precio del turbo debería ser inferior, ya que incorpora un riesgo adicional para el inversor producido por la existencia de la barrera.

• En el mercado existe una amplia variedad de warrants y turbos con diferentes características y distintos activos subyacentes, por lo que conviene comparar antes de realizar la inversión.

 

Fuentes:
  • CNMV

Volver a Guías de Inversión